lunes, 15 de septiembre de 2008

"...En cuanto a las manifestaciones no verbales vale la pena volver a la temprana y esclarecedora formulación de Freud en el <> (1895a). Allí, al hablar sobre el esfuerzo para descargar un impulso liberado a través de las vías motoras, afirma que la primera vía a seguir es la de un cambio interior (ej., expresión emocional, grito o inervación muscular). Además dice que esta descarga por si misma no puede dar como resultado el alivio de la tensión. Éste sólo puede lograrse por una acción que lleve a la alteración del mundo exterior, acción que el organismo humano no es capaz de realizar en su edad temprana. Por lo tanto, para aliviar la condición del infante es necesario obtener ayuda exterior, por ejemplo, mediante los gritos. Y entonces dice Freud:<>."

René A. Spitz, "No y sí, sobre la génesis de la comunicación humana"

2 comentarios:

Ale Renovada dijo...

ya me olvidaste?????

muy bueno esta, digamos reflexion

un abrazo
alejandra

LOBO INQUISIDOR dijo...

Por eso camino por las montanas, y entre ellas grito para que el eco regrese y me diga 'estaras bien'! Un abrazo.